Grifos de oro, bañera en forma de ostra: las excéntricas propiedades de los narcos puestas al servicio de las víctimas en Colombia

Grifos de oro, bañera en forma de ostra: las excéntricas propiedades de los narcos puestas al servicio de las víctimas en Colombia
Grifos de oro, bañera en forma de ostra: las excéntricas propiedades de los narcos puestas al servicio de las víctimas en Colombia
-

Una opulenta casa de Medellín con grifos de oro y una bañera en forma de ostra donde narcos y líderes paramilitares planearon durante mucho tiempo sus crímenes se convertirá en un laboratorio forense para identificar a miles de personas desaparecidas en Colombia.

Incautada por el Estado en 2010, la lujosa villa “Montecasino” fue durante mucho tiempo propiedad de los siniestros hermanos Castaño -Carlos, Vicente y Fidel-, líderes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), ultraderechistas. milicias que lucharon contra las guerrillas de extrema izquierda en el apogeo del conflicto interno que ensangrentó a Colombia en los años 1990-2010.

Dentro de estos muros se organizaron asesinatos de candidatos presidenciales y se ordenaron masacres de campesinos sospechosos de simpatizar con la guerrilla, según testimonios de ex sicarios al servicio de los Castaño.


Photo JAIME SALDARRIAGA / AFP

El fallecido Pablo Escobar y otros narcotraficantes frecuentaban la villa del barrio de El Poblado (entonces el más exclusivo de Medellín) y las suntuosas fiestas que allí se desarrollaban junto a la piscina de conchas donde hoy un agua verdosa.

Según “Popeye”, uno de los famosos sicarios de Escobar, esta mansión literalmente albergó “picos de narcotráfico”.

En 2015, el Estado entregó el edificio con sus paredes de mármol, su escalera de caracol blanca y sus vastos jardines baldíos a la Unidad para las Víctimas. Esta entidad, encargada de ayudar a las más de 9,5 millones de víctimas registradas del conflicto armado, alquilaba la casa a inquilinos privados.


Photo JAIME SALDARRIAGA / AFP


Photo JAIME SALDARRIAGA / AFP


Photo JAIME SALDARRIAGA / AFP

“Purificación espiritual”

Por orden del presidente Gustavo Petro, “Montecasino” pasará ahora a ser administrado por el Instituto Forense, que identifica los restos de los desaparecidos del conflicto, y pronto construirá allí un laboratorio.

Para Luz Galeano, líder comunitaria de 60 años, es un poco de luz en medio del largo calvario en la búsqueda de su marido Luis Laverde, desaparecido en 2008, secuestrado por hombres armados mientras viajaba en un autobús, cuando Medellín era escenario de feroces ataques paramilitares. persecución de residentes de barrios controlados por la guerrilla.

Según ella, este laboratorio “es algo con lo que soñábamos (…) para que ayude a identificar a todas las víctimas desaparecidas” y que “comience una purificación espiritual” de la villa “Montecasino”.

“Nadie se puede imaginar todos los crímenes, los horrores y las humillaciones que hubo aquí, sabemos que mucha gente fue torturada allí”, explica Claudia Patricia Vallejo, directora de la Unidad para las Víctimas en el departamento de Antioquia.


Claudia Patricia Vallejo

Photo JAIME SALDARRIAGA / AFP

El día de su toma de posesión, el 7 de agosto de 2022, Petro se comprometió a utilizar las propiedades confiscadas a los narcotraficantes como “base de una economía productiva” en beneficio de los más desfavorecidos, apoyándose en la Sociedad de activos especiales (SAE, sociedad de activos especiales), entidad pública privada vinculada al Ministerio de Hacienda que los administra.

Casas, terrenos, autos y relojes de lujo, hasta caballos y otros caprichos de los narcos… el SAE los vende, los subasta o los alquila. Actualmente gestiona 33.109 inmuebles.

Según su presidente Daniel Rojas, nombrado hace dos años, sólo el 21% de estas propiedades estaban entonces alquiladas, a menudo por alquileres muy bajos. Fuertes sospechas de corrupción planean sobre la entidad.

Una reciente investigación estatal reveló la desaparición de cerca de 79 relojes de alta gama, 15 caballos de carreras, 31 vehículos e innumerables irregularidades en la gestión de propiedades incautadas, incluido el uso de varias de estas casas para diversas actividades ilegales, como la fabricación de productos adulterados. alcohol…

La oposición conservadora también acusa al gobierno de malversación de fondos, mientras que el presidente Petro denunció “una campaña destinada a desacreditar al progresismo y blanquear la imagen” de los anteriores gobiernos de derecha.

Castillo neogótico

Un castillo neogótico de torres gemelas construido en 1898 en Chía, un municipio cercano a Bogotá, estuvo una vez en manos de Juan Camilo Zapata, un notorio miembro de un cartel de Bogotá involucrado en el tráfico de cocaína.

Zapata fue asesinado en 1993, su castillo pasó luego a manos del SAE que, en los últimos años, lo alquiló a través de una empresa que organizaba allí bodas y conciertos.

Por instrucciones expresas del presidente Petro, se rescindirá el contrato de alquiler y el castillo se entregará a una universidad pública de unos 9.000 estudiantes y 33 de las 70 hectáreas del bosque circundante se dedicarán a actividades académicas, culturales y deportivas.

“La política del Estado debe ser que todos los bienes adquiridos mediante el narcotráfico, que tanto daño ha causado a los derechos humanos en este país, sean devueltos como compensación a las entidades públicas y comunidades que han sido afectadas”, comentó a la AFP su rector , Helberth Choachí.

-

PREV Genocidio en Palestina La teoría de la sed
NEXT Guerra en Ucrania: por qué Volodymyr Zelensky abre la puerta a una cumbre con Rusia