Se espera que el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky visite Bruselas el martes

Se espera que el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky visite Bruselas el martes
Se espera que el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky visite Bruselas el martes
-

Israel se enfrenta el lunes a una ola de condena internacional tras un bombardeo nocturno en Rafah que dejó 45 muertos, según el Ministerio de Salud de Gaza. El ataque prendió fuego a tiendas de campaña ocupadas por palestinos en un campo de desplazados.

El ejército israelí aseguró el lunes que estaba investigando la muerte de víctimas civiles, y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, lo calificó de “trágico accidente”. El día anterior, había afirmado haber atacado a dos altos funcionarios de Hamás utilizando “municiones de precisión”, “objetivos legítimos según el derecho internacional”, según ella.

El gobierno, por su parte, indicó que estaba examinando los hechos relativos a este bombardeo, que calificó de “grave”, asegurando que Israel busca “limitar las pérdidas civiles”.

ONU: “estos horrores deben terminar”

El secretario general de la ONU, António Guterres, condenó el ataque y destacó que “estos horrores deben terminar”.

La ONU ha pedido una investigación “completa y transparente” tras el ataque en la populosa localidad de Rafah, donde Israel lanzó operaciones terrestres el 7 de mayo pese a las advertencias de la comunidad internacional sobre la suerte de los civiles.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá urgentemente el martes por la tarde para discutir la situación en Rafah tras el mortífero ataque que incendió las tiendas de campaña ocupadas por palestinos en un campo de desplazados, según supieron el lunes fuentes diplomáticas. La reunión, a puerta cerrada, fue solicitada por Argelia.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Volker Türk, se declaró “horrorizado” y citó “imágenes horribles”. “Molesto”, Washington pidió a su aliado israelí que “tome todas las precauciones para proteger a los civiles”.

El mortífero bombardeo fue denunciado en particular por la Unión Europea (UE), la Unión Africana (UA), Francia, así como Egipto y Qatar, dos países que median en los esfuerzos diplomáticos para lograr un alto el fuego en la devastadora guerra que comenzó hace casi ocho años. Hace meses.

Cuerpos carbonizados y desmembrados

La defensa civil palestina informó de numerosos cadáveres “carbonizados” en el incendio que asoló el campo de desplazados de Barkasat, gestionado por la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (OOPS), en el noroeste de Rafah.

Mohammed al-Mughayyir, funcionario de defensa civil en la Franja de Gaza, describe una “masacre”: “vimos cuerpos carbonizados, desmembrados […] casos de amputaciones, niños heridos, mujeres y ancianos”.

Lugar designado “zona humanitaria”

Las imágenes de la Media Luna Roja Palestina, según las cuales el lugar objetivo del ataque había sido designado por Israel “zona humanitaria”, mostraban escenas de caos, ambulancias con sirenas a todo volumen y socorristas en mitad de la noche en un lugar en llamas. , evacuando a los heridos, incluidos niños.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dijo que estaba recibiendo una “afluencia de heridos con quemaduras” en uno de sus hospitales de campaña.

“Fuego por todos lados”

“La masacre de Rafah dejó ayer 45 muertos”, según un informe facilitado el lunes por el Ministerio de Salud de la administración de Hamás en la Franja de Gaza, que también informó de “249 heridos”.

“Acabábamos de terminar las oraciones de la tarde. Nuestros niños estaban dormidos. […] De repente escuchamos un ruido fuerte y había fuego a nuestro alrededor. Los niños gritaban. El ruido era aterrador. Parecía metralla atravesando las habitaciones”, dijo una mujer palestina que se negó a ser identificada.

Empleados de la UNRWA desaparecidos

“Las imágenes de anoche son testigos de la transformación de Rafah en un infierno en la tierra”, dijo Philippe Lazzarini, jefe de la UNRWA, afirmando que algunos empleados de la agencia estaban desaparecidos.

El ataque se produjo pocas horas después de los ataques con cohetes contra Tel Aviv desde Rafah, reivindicados por Hamás.

Decisiones de la CIJ ignoradas

Hamás denunció una “horrible masacre”. En Cisjordania, ocupada por Israel desde 1967 en violación del derecho internacional, la autoridad palestina acusó a Israel de haber “atacado deliberadamente” el campo de Rafah.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, se dijo “indignado”. Su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, prometió que su país haría “todo lo posible para que las “bárbaras” autoridades israelíes rindan cuentas”.

El jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, se declaró “horrorizado”, al igual que la ministra canadiense de Asuntos Exteriores, Mélanie Joly, mientras que Jordania condenó enérgicamente los “crímenes de guerra en curso”, añadiendo que el ataque israelí en Rafah “desafía las decisiones de la Corte Internacional”. de Justicia (CIJ).

La Unión Africana, por su parte, denunció “desacato” a la sentencia de la CIJ, el máximo tribunal de la ONU, que ordenó el viernes a Israel suspender sus operaciones en Rafah. Según la ONU, estos obligaron a huir a unas 800.000 personas en casi tres semanas.

“Prevenir el genocidio”

Egipto, mediador clave con Qatar y Estados Unidos, condenó un “bombardeo deliberado de las fuerzas israelíes contra las tiendas de campaña de los desplazados” en Rafah, y pidió a Israel que “implemente las medidas decretadas por la CIJ”.

Qatar advirtió que el bombardeo israelí de Rafah podría “complicar los esfuerzos de mediación” y pidió “medidas urgentes para prevenir el genocidio y proteger a los civiles”. Arabia Saudita también condenó “la continuación de las masacres” y Kuwait denunció “crímenes de guerra flagrantes”.

Se superó la barrera de las 36.000 muertes

La guerra fue provocada por un ataque en suelo israelí el 7 de octubre por parte de comandos de Hamás infiltrados desde la Franja de Gaza.

Las represalias de Israel, que dice querer destruir a Hamás, han dejado al menos 36.050 muertos en la Franja de Gaza, principalmente civiles, según el Ministerio de Sanidad de la administración de Hamás en territorio palestino.

Hospitales fuera de servicio

El lunes, el director interino del Hospital Kuwaití en Rafah, Suhaib al-Hams, dijo que la instalación estaba ahora fuera de servicio y siendo evacuada después de que fuego de artillería israelí alcanzara la entrada del hospital y “matara a dos cuidadores”.

Después de casi ocho meses de guerra, la presión sobre Israel aumenta y la ONU advierte de una hambruna inminente en la asediada Franja de Gaza, donde la mayoría de los centros de salud ya no funcionan.

El martes, España, Noruega e Irlanda reconocerán el Estado de Palestina, un anuncio realizado la semana pasada y que despertó la ira de Israel.

Este artículo fue publicado automáticamente. Fuentes: ats/afp

-

NEXT Un candidato municipal asesinado en México, más de veinte en total