Marine Le Pen no quiere darle toda la luz a Jordan Bardella

-
>>

Durante la reunión de Jordan Bardella y Marine Le Pen en Perpiñán, el 1 de mayo de 2024. CYRIL BITTON / DIVERGENCIA PARA “EL MUNDO”

El diario público de Marine Le Pen, enviado cada semana a la prensa, suele estar lleno de agujeros como un queso emmental. Una reunión con los dirigentes del partido aquí, una pregunta al gobierno allá y, por lo que sabemos, ya es fin de semana.

Pero, desde principios de mayo, el líder de los diputados de la Asamblea Nacional (RN) corre por todas partes. Una mañana aparece en BFM-TV, el canal de noticias en el que prometió no volver a poner un pie. El jueves 16 de mayo, es la invitada principal de “L’Evénement”, el programa político de France 2, donde intenta posicionarse como la principal opositora de Emmanuel Macron, hablando de Nueva Caledonia, la deuda y la Unión Europea (UE). ), juzgado culpable de todos los males.

Una semana antes, el diputado de Paso de Calais come fresas, huele las flores y sonríe para hacerse selfies en una feria hortícola de Aube. El 7 de mayo, se invitó como estrella estadounidense a una reunión de Jordan Bardella en Mosela: “¡No pude resistir la tentación de participar en este encuentro amistoso! », las payasadas del líder de extrema derecha. Una tentación muy comprensible: ¿por qué no iba a participar en el partido que se avecina el 9 de junio, víspera de las elecciones europeas, donde su partido podría, según las encuestas, obtener el doble de votos que el bando presidencial?

Leer también | Elecciones europeas en Francia: treinta y siete listas de candidatos

Añadir a tus selecciones

La entrada de Marine Le Pen en campaña la empujará incluso más allá de las fronteras francesas: el domingo 19 de mayo tiene previsto viajar a Madrid, invitada por el reaccionario y nacionalista partido español Vox, donde se reunirá con el presidente libertario argentino, Javier. Milei y algunos conservadores estadounidenses. No importa que Vox no sea su aliado, o que estos ultraderechistas tengan, en cuestiones económicas y sociales, visiones más asertivas y constantes que las suyas: todos coinciden en el rechazo a los extranjeros y a la UE. Marine Le Pen tampoco rehuyó su alegría al comprobar que Eric Zemmour y Marion Maréchal, cuya presencia había sido anunciada por su partido Reconquest!, habían desaparecido del cartel cuando ella anunció su participación.

¿Un duelo fratricida inevitable?

¿Por qué debe estar presente Marine Le Pen y no Jordan Bardella, cuando este último, como cabeza de lista de RN para las elecciones europeas, debe negociar, al día siguiente del 9 de junio, el lugar de su formación en la reconfiguración de las derechas radicales? en el Parlamento Europeo? “Jordán [Bardella] no puedo hacerlo todo, ella dijo a Mundo. Y conozco a estas personas desde hace mucho tiempo. No compartimos todo pero son pragmáticos. Saben nuestra posibilidad de llegar al poder en 2027, y con ello la perspectiva de liderazgo a nivel europeo. Y por eso voy allí. »

Te queda el 67,56% de este artículo por leer. El resto está reservado para suscriptores.

-

NEXT Un candidato municipal asesinado en México, más de veinte en total