El Parlamento georgiano adopta una ley sobre “influencia extranjera”

El Parlamento georgiano adopta una ley sobre “influencia extranjera”
Descriptive text here
-

Miles de georgianos se manifestaron el martes después de que el Parlamento aprobara un controvertido proyecto de ley sobre la “influencia extranjera”, inspirado en una ley rusa.

Durante una tercera y última lectura, los diputados votaron 84 votos “a favor” y 30 votos “en contra”, según imágenes difundidas por la televisión pública.

Frente al Parlamento, unos 2.000 manifestantes se reunieron gritando: “¡No a la ley rusa!”, rodeados por una gran presencia policial, según un corresponsal de la AFP en el lugar.

Posteriormente, los manifestantes bloquearon una arteria en el centro de la capital. Trece manifestantes fueron detenidos “tras desobedecer órdenes policiales”, según el Ministerio del Interior.

La esposa del activista David Katsarava dijo que la policía golpeó a su marido después de su arresto.

Golpes

Un signo de la tensión ambiental fue que los funcionarios electos de la mayoría y de la oposición se enfrentaron brevemente a puñetazos durante los debates. En las últimas semanas ya se habían producido peleas similares.

Las protestas contra este texto, que apunta a los medios de comunicación y a las ONG que reciben fondos extranjeros, duran más de un mes.

Se espera que la presidenta georgiana Salomé Zourabichvili, proeuropea y ex diplomática francesa en conflicto abierto con el gobierno, vete el texto, pero el partido gobernante ‘Sueño Georgiano’ afirma tener suficientes votos para anularlo.

“¡ manifestaremos hasta que este gobierno ruso abandone nuestro país!”, juró Salomé, una manifestante de 20 años, justo después de la votación.

“Están tratando de negar los últimos 30 años”, o el camino recorrido desde la caída de la URSS, dijo anteriormente Mariam Javakhichvili, de 34 años, entre la multitud de manifestantes.

Los críticos han apodado el texto “ley rusa” debido a su similitud con la legislación aprobada en para reprimir la oposición.

La referencia es sensible en Georgia, un país que oscila entre las esferas de influencia rusa y europea y que fue invadido por Moscú durante una intervención militar en 2008.

Si bien durante algunas manifestaciones la policía utilizó balas de goma y gases lacrimógenos, la aprobación del proyecto de ley podría provocar nuevos enfrentamientos.

‘Obstáculo’ para la UE

En 2023, manifestaciones masivas obligaron a ‘Georgian Dream’ a abandonar una primera versión de este texto. Pero esta vez, los diputados mayoritarios ignoraron las protestas.

Poco antes de la votación, un portavoz de la UE reafirmó que la adopción de este texto constituiría, no obstante, un “grave obstáculo” en el camino del país hacia la adhesión a la Unión Europea.

El subsecretario de Estado estadounidense, James O’Brien, que se reunió el martes con el primer ministro georgiano, Irakli Kobakhidze, en Tbilisi, advirtió que Washington adoptaría “sanciones financieras y restricciones de viaje contra las personas involucradas”.

Además, la ayuda de 390 millones de dólares asignada este año por Estados Unidos a Georgia sería “revisada si se nos considerara adversarios y no socios”, subrayó.

En el Reino , el Secretario de Estado para Europa, Nusrat Ghani, pidió al gobierno georgiano que “retire esta legislación”.

“Este proyecto de ley y la intimidación coordinada de los manifestantes que lo acompañan no corresponden a los valores democráticos de un país que aspira a unirse a la OTAN”, afirmó, citada en un comunicado de prensa del gobierno.

El ministro lituano de Asuntos Exteriores, Gabrielius Landsbergis, dijo el martes a la AFP que viajaría a Georgia con sus homólogos islandeses, estonios y letones para expresar sus “preocupaciones a los líderes políticos”.

La ley debe exigir que cualquier ONG o medio de comunicación que reciba más del 20% de su financiación del extranjero se registre como “organización que persigue los intereses de una potencia extranjera”.

Más ‘transparencia’

El gobierno asegura que su objetivo simplemente es obligar a las organizaciones a mostrar más “transparencia” en su financiación.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, elogió “el firme deseo de los dirigentes georgianos de proteger a su país contra cualquier injerencia flagrante”.

La controversia en torno a este texto también pone de relieve la influencia de Bidzina Ivanishvili, un rico hombre de negocios percibido como el líder en la sombra de Georgia.

Primer ministro de 2012 a 2013 y hoy presidente honorario del ‘Sueño Georgiano’, se sospecha de su proximidad a Rusia, país donde hizo su fortuna.

Aunque afirma querer incorporar a Georgia a la UE, recientemente ha hecho declaraciones hostiles hacia Occidente y ve a las ONG como un enemigo interno.

El momento es particularmente delicado en Georgia, donde se celebrarán elecciones legislativas en octubre.

/ATS

-

PREV Un símbolo del movimiento “Stop the Steal” en la propiedad del juez Alito
NEXT ¿Ayuno secuencial? “No es una panacea, pero es un elemento importante si queremos vivir más años con buena salud”