Londres: el británico acusado de actuar para Moscú será juzgado el próximo año

-

Un hombre británico de 20 años, acusado el mes pasado en virtud de la ley de seguridad nacional por supuestamente organizar ataques contra intereses vinculados a Ucrania en beneficio de Rusia, será juzgado en junio de 2025, dijo un juez el viernes.

Dylan Earl compareció el viernes ante el Tribunal Penal de Old Bailey en Londres.

Cable IMAGO/ZUMA

Dylan Earl fue acusado en Londres el mes pasado, acusado de “atacar a empresas vinculadas a Ucrania para beneficiar al Estado ruso”, afirmó Nick Price, jefe de la división antiterrorista de la fiscalía británica.

El asunto sacudió a la clase política británica y el Reino Unido pidió el “fin inmediato” de las “actividades maliciosas orquestadas por Rusia” en su territorio.

El Ministerio de Asuntos Exteriores convocó inmediatamente al embajador ruso en Londres, Andreï Keline, quien “subrayó el carácter absurdo y conscientemente infundado” de este asunto, según un comentario enviado a la agencia pública rusa TASS.

Conexión con Wagner

Al comparecer ante el Tribunal Penal de Old Bailey en Londres el viernes, Dylan Earl simplemente confirmó su identidad y edad. Asistió a esta audiencia por videoconferencia desde la prisión de alta seguridad de Belmarsh, donde se encuentra en prisión preventiva.

Otros cuatro hombres también están acusados ​​en relación con este caso, pero por cargos menos graves. El juez fijó la fecha del juicio para principios de junio de 2025.

Dylan Earl es sospechoso de haber reclutado y pagado a los perpetradores para provocar el gran incendio ocurrido en marzo en los almacenes industriales situados en Leyton, al este de Londres, y que pertenecían a una pareja ucraniana que vivía en la capital británica.

Documentos judiciales publicados a finales de abril vinculan el caso con el grupo paramilitar ruso Wagner, clasificado como organización terrorista en el Reino Unido.

Nueva ley

El procesamiento de los cinco hombres se inició en virtud de una nueva ley de seguridad nacional de 2023, cuyo objetivo es fortalecer las defensas del Reino Unido contra “actividades hostiles” dirigidas a su democracia y economía.

El asunto fue una de las razones citadas por el ministro del Interior, James Cleverly, esta semana cuando denunció las actividades “maliciosas” de Moscú.

Anunció que el agregado de defensa de la embajada rusa en el Reino Unido, calificado de “oficial de inteligencia militar no declarado”, sería expulsado y que varias propiedades, sospechosas de haber sido utilizadas “con fines de inteligencia”, perderían su propiedad. estatus diplomático.

Según el Times, esto incluye un opulento castillo del siglo XIX que se cree que fue utilizado por la inteligencia militar rusa durante años.

ETA

-

PREV Un autobús se hunde abruptamente en un río: al menos tres muertos
NEXT Los agricultores polacos protestan contra las normas medioambientales de la UE consideradas “nocivas” – 10/05/2024 a las 17:41