Malas noticias para Senegal, Burkina Faso, Mali…

Malas noticias para Senegal, Burkina Faso, Mali…
Malas noticias para Senegal, Burkina Faso, Mali…
-

Se trata de una mala noticia irreversible para Senegal, Burkina Faso, Malí y Níger, Camerún, pero también para Nigeria.

Comer representará un verdadero desafío para más de 50 millones de personas durante la temporada de escasez del próximo verano.

Ésta es la conclusión de la última investigación llevada a cabo por una decena de agencias de la ONU y organizaciones no gubernamentales en diecisiete países.

Esta encuesta, realizada en coordinación con los gobiernos y la CEDEAO, incluye a Senegal, Burkina Faso, Malí, Níger, pero también a Camerún y Nigeria.

En esta vasta superficie, 52 millones de personas tendrán dificultades para alimentarse durante la temporada de escasez, es decir, en el intervalo entre dos cosechas que se extiende de junio a agosto.

Esto representa 4 millones de personas más respecto al mismo periodo del año pasado.

En concreto, el 12% de la población, o una de cada diez personas, tendrá dificultades para acceder a alimentos seguros y nutritivos en África occidental y central durante este período, según las proyecciones de una decena de organizaciones, entre ellas Unicef ​​y Oxfam.

En Nigeria, esta inseguridad alimentaria podría afectar al 16% de la población, o 30 millones de personas. En Chad y Sierra Leona, hasta el 20% de la población podría verse afectada.

En la región de Ménaka, en el norte de Malí, varios miles de personas corren el riesgo de sufrir una “Hambre catastrófica” según la encuesta, que corresponde al nivel más grave de inseguridad alimentaria.

Excepto en Guinea, Benín, Ghana y Costa de Marfil, la inseguridad alimentaria empeorará en todos los países estudiados en los próximos meses.

En cinco años, el número de personas que sufren inseguridad alimentaria se ha cuadruplicado en África occidental y central, señala el Programa Mundial de Alimentos.

Los niños menores de 5 años son las primeras víctimas. Casi 17 millones de ellos padecen desnutrición aguda, una cifra sin precedentes.

Varios factores pueden explicar este empeoramiento de la inseguridad alimentaria. Los conflictos armados obstaculizan las actividades agrícolas, mientras que el cambio climático afecta los rendimientos.

Sadou Soumana, asesor técnico en seguridad alimentaria y medios de vida del Comité Internacional de Rescate, una ONG estadounidense que participó en la última encuesta, explica:

“Cuando ocurren conflictos, destruyen vidas pero también destruyen medios de vida y provocan el desplazamiento de millones de personas. Son principalmente los agropastores quienes lo dejan todo atrás.

En primer lugar, se les pide que dependan de la ayuda, incluidos los alimentos. Además, los campos ya no se explotan, lo que afecta directamente al nivel de producción agrícola.

También sabemos que los rebaños están diezmados. Por tanto, afecta directamente a los principales medios de vida de los criadores. Por eso los conflictos juegan un papel determinante en la inseguridad alimentaria.

En África occidental, la seguridad alimentaria y los medios de vida se han basado tradicionalmente en la agricultura de secano. En todos los países del Sahel, el 80% de los hogares dependen principalmente de alimentos de secano.

El cambio climático, a través del aumento de determinadas frecuencias de perturbaciones, como sequías, inundaciones o plagas de cultivos, constituye uno de los aceleradores de la degradación de los ecosistemas, incluidas las operaciones agrícolas.

Entonces, a través de estos diferentes efectos del cambio climático, se observan déficits de cereales a nivel de superficie cada año. El cambio climático y la sequía también están acelerando la pobreza del suelo, lo que afecta el nivel de rendimiento en la zona.

Este es un aspecto fundamental. Lo que descubrimos es que el plan de respuesta humanitaria carece crónicamente de fondos suficientes. Actualmente, el 10% del plan se financia a nivel centroafricano. Queda por financiar el 90%. El año aún no ha terminado, pero el progreso es extremadamente lento.

De ahí la necesidad de adoptar medidas más colectivas y significativas para abordar la cuestión de la inseguridad alimentaria y nutricional, con una financiación sostenida, en colaboración con los Estados interesados ​​y, especialmente, las partes interesadas locales”.

Encuentra la mayoría de las novedades en nuestra cuenta de Tiktok.

-

PREV Ataque yihadista de madrugada en el distrito de Macomia, la población huye al bosque
NEXT Tras su dimisión, el embajador en Francia pide la “retirada” del texto