Marruecos se resiste a la Unión Europea

Marruecos se resiste a la Unión Europea
Marruecos se resiste a la Unión Europea
-

Marruecos, un corredor migratorio

Para Marruecos, uno de estos terceros países, no se trata de aceptar la repatriación de inmigrantes del África subsahariana. Medhi Alioua, de la Universidad Internacional de Rabat (UIR) y decano del Instituto de Estudios Políticos, explica las reticencias de Marruecos. “El reino no quiere que le impongan nada, no quiere convertirse en un país de expulsión, y especialmente de los no marroquíes, con el pretexto de que han transitado por Marruecos”.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, esperaba duplicar el acuerdo firmado con Túnez en julio de 2023.

El acuerdo prevé una suma de 250 millones de euros pagada por la Unión Europea para luchar contra la inmigración irregular, modernizar los barcos de la guardia costera tunecina y apoyar la cooperación con la Oficina Internacional de Migraciones. Este acuerdo también prevé una ayuda al desarrollo de 150 millones en 2023.

“El acuerdo de la vergüenza”, para algunos en Túnez

Como habrán comprendido, la UE pide a Túnez que controle el flujo de inmigrantes a cambio de dinero. Túnez acepta en su suelo un espacio de tramitación de inmigrantes irregulares y deberá hacerse cargo de su regreso a su país de origen. Túnez lo estaba haciendo por Italia, esta vez se compromete a hacerlo por todos los miembros de la UE. Tan pronto como se firmó, el acuerdo fue criticado en Túnez, y algunos hablaron de humillación y vergüenza.

En este contexto, Marruecos se muestra reacio a firmar un acuerdo con los 27 países miembros de la UE. “Coopera con España, por ejemplo, pero la opinión de Marruecos es que firmar con un grupo tan grande como la UE es desequilibrado”, añade Mehdi Alioua.

Un acuerdo con Túnez por valor de 250 millones de euros

Mustapha Sehimi, académico, profesor de derecho y politólogo marroquí, añade que “Marruecos no aceptará un acuerdo de readmisión, es una cuestión de dignidad”. En otras palabras, Marruecos no quiere readmitir a los africanos subsaharianos y gestionar su retorno a sus países de origen. Rabat, en cambio, readmite a inmigrantes marroquíes cuando se demuestra su nacionalidad. “Marruecos intenta conseguir el mejor acuerdo posible con la Unión Europea, pero el reino ya es uno de los países que readmite al mayor número de inmigrantes, unos 20.000 al año”, según Mehdi Alioua.

El politólogo cree que su país está atrapado en la red de la crisis política que vive Europa. “La Unión Europea está experimentando una crisis fronteriza, no una crisis migratoria”. En 2023, 1,2 millones de personas solicitaron asilo al entrar en la Unión Europea (fuente Eurostat). Según él, Europa no está invadida y el bloque europeo tiene 450 millones de habitantes. Los 27 quieren cerrar las fronteras para responder al aumento del populismo y de las ideas de extrema derecha, podríamos añadir.

La UE sueña con duplicar la asociación con Túnez

Para Marruecos, es también una oportunidad para resolver cuestiones pendientes y negociar sobre una base de toma y daca. A ello se suma el reconocimiento de su soberanía sobre el Sáhara Occidental, pero también la cuestión de los acuerdos pesqueros y agrícolas anulados en primera instancia por la justicia europea en 2021 a petición del Polisario. Se espera que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea emita su decisión final el próximo mes de junio.

Por supuesto, hoy no se ha firmado ningún acuerdo, pero Marruecos recibe ayuda europea para la vigilancia de sus fronteras. Por ejemplo, los radares que vigilan las costas y el equipamiento y entrenamiento de fuerzas auxiliares dedicadas al control de inmigrantes han sido financiados por la UE. Esta ayuda se integra en líneas presupuestarias que cubren varios ámbitos, por lo que es imposible cuantificarlas con precisión. Rabat habría recibido 200 millones de euros en los últimos años, afirman varias fuentes.

Lea también: Bruselas: la Unión Europea adopta una nueva política migratoria

En septiembre de 2022, Khalid Zerouali, director de inmigración y vigilancia de fronteras del Ministerio del Interior marroquí, declaró a la agencia española EFE que la ayuda de 500 millones de euros propuesta durante 7 años a Marruecos no cubría los costes de intervención que soporta cada año el Reino. Según él, el gasto anual asciende a 427 millones de euros.

Hasta la fecha, la Unión Europea ha firmado 18 acuerdos con terceros países para gestionar los flujos migratorios.

Lea también: En Marruecos, la euforia se apodera del mercado inmobiliario ante la celebración del Mundial de 2030

-

PREV Washington amenaza con frenar la ayuda militar a Israel – Telquel.ma
NEXT Las políticas hacia Gaza han “sacudido la fe” en la UE – Telquel.ma