La nueva y odiosa compulsión de Tebboune contra Marruecos

La nueva y odiosa compulsión de Tebboune contra Marruecos
La nueva y odiosa compulsión de Tebboune contra Marruecos
-

El miércoles 8 de mayo, mientras Argelia celebraba el “Día de la Memoria” que recuerda las dolorosas masacres, hace 70 años, de Sétif, Guelma y Kherrata, el Presidente argelino, Abdelmadjid Tebboune, desvió este momento de contemplación, transformándolo en una campaña electoral entre los altos oficiales del ejército argelino, a quienes designó como los “dignos herederos” de la resistencia anticolonial.

Necesitado de legitimidad, el régimen de Argel, o “sistema político-militar construido sobre una renta conmemorativa”, como lo describió el presidente francés Emmanuel Macron en 2021, continúa reescribiendo la Historia como quiere.

En la sede del Ministerio de Defensa Nacional, a donde acudió ayer, en ausencia de ningún miembro de su gobierno y en presencia únicamente de altos oficiales del ejército, Tebboune pronunció un breve discurso en el que, conscientemente y se desvió completamente del tema, habló sobre el Sáhara marroquí dos veces delante de su público, todo vestido de caqui.

Lea también: Curioso: Tebboune declara que “la cuestión del Sahara es una cuestión de principios”

Primero se preguntó, mediante un razonamiento completamente retorcido, cómo “Argelia podría haber defendido a los palestinos, a los saharauis y a los países de África», si hubiera elegido el camino de la deuda externa. Entender quién puede, incluso si en la mente de Tebboune, un país endeudado no tiene soberanía, ignorando así que estos son los estados más soberanos y las economías más poderosas de este mundo, con los Estados Unidos, Japón y Gran Bretaña a la cabeza, que lleva la deudas más colosales del planeta. De hecho, Argelia tiene una gran deuda interna que la propaganda del régimen se esfuerza por ocultar. ¡Pero esto concierne, al fin y al cabo, a este país que no produce riquezas y exporta exclusivamente combustibles fósiles!

Apreciaremos de paso este viejo descubrimiento de Boumediene, que los guardianes del sistema siguen alimentando: la falsa analogía entre la legítima causa palestina y lo que el régimen de Argel llama la “causa saharaui” que viene intentando -en vano desde hace tiempo- más de cuatro décadas- de anclar a Palestina con mentiras. Incluso el trapo que sirve de estandarte al Polisario es una copia de la bandera palestina.

Por otro lado, el presidente argelino se ha opuesto no sólo al tema conmemorativo del día, sino también a las decisiones de la propia ONU y a la evolución de la cuestión del Sáhara, al ignorarla manteniendo un discurso manido y datado. del siglo pasado. Si bien el Sahara fue descolonizado hace más de 48 años, sobre la base del Acuerdo Tripartito de Madrid de noviembre de 1975, Tebboune sigue prisionero de sus propias contradicciones. ¿No ha pedido a España, en numerosas ocasiones, que administre o recolonice una vez más el Sáhara, lo que supone en sí mismo un reconocimiento de que efectivamente este territorio ha sido descolonizado conforme a las normas del Derecho internacional?

Lea también: Tebbouneries: el presidente argelino dice que España ofreció el Sáhara a Argelia

Hace menos de un año, y más precisamente el 23 de junio de 2023, el propio Antonio Guterres, actual secretario general de la ONU, confirmó, ante estudiantes del Instituto de Estudios Políticos de París (Sciences Po), que el Sahara fue descolonizado en 1975, en una época en la que el Polisario ni siquiera existía. Buen conocedor de esta cuestión, especialmente durante su mandato como Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, de junio de 2005 a diciembre de 2015, período durante el cual siguió exigiendo un censo de los saharauis en los campos de Tinduf y Guterres, afirmó también. pero sin citarlos, que son Argelia y el Polisario los que bloquean cualquier solución a la cuestión del Sahara. “Este problema está bloqueado por quienes bloquean.“, dijo en sustancia.

Fingiendo ignorar que se está formando un consenso global en torno al reconocimiento del carácter marroquí del Sáhara, Tebboune afirmó también en su discurso al general Saïd Chengriha y su compañía que la ONU debe organizar un referéndum en el Sáhara. Una opción abandonada hace tiempo por recomendación del ex enviado especial del Secretario General de la ONU al Sáhara, Peter van Walsum, que concluyó, en abril de 2008 ante el Consejo de Seguridad, que un referéndum es inviable en el Sáhara y que la independencia de este territorio es imposible.

Hoy en día, el régimen argelino sigue haciendo oídos sordos y escondiendo la cabeza en la arena ante todas las decisiones de la ONU relativas al Sáhara. Así rechazó abiertamente, a través de comunicados de prensa oficiales de la presidencia y del Ministerio de Asuntos Exteriores argelino, dos de las tres últimas resoluciones del Consejo de Seguridad, a saber, las resoluciones 2548 del 31 de octubre de 2021 y 2654 de octubre de 2022. Resolución 2703 del pasado octubre no fue rechazado abiertamente por el régimen argelino, que se mantuvo discreto en vísperas de su entrada en el Consejo de Seguridad como nuevo miembro no permanente.

Lea también: Tebboune vuelve a divagar: “Las relaciones entre Marruecos y Argelia han llegado a un punto sin retorno”

Pero hay que agradecer a Tebboune, cuando ayer declaró que “Argelia nunca abandonará al pueblo saharaui», proporcionando así una prueba más de que la principal parte en conflicto con Marruecos es efectivamente Argelia. Todo el mundo sabe que no existe un pueblo saharaui y que la proclamación de Tebboune significa en realidad que “Argelia nunca renunciará al Sáhara Occidental“. Lo sabíamos, pero es mejor cuando la fachada política lo grita perentoriamente frente a los líderes verde caqui de la junta.

Estas nuevas declaraciones de Tebboune sobre el Sahara llegan justo después del increíble episodio de gran revuelo que acaba de causar Argel a causa de un mapa completo de Marruecos legalmente incrustado en la camiseta del club deportivo renacentista de Berkane, que llegó allí hace dos semanas en Argel. para jugar una semifinal de la Copa de la Confederación Africana de Fútbol (CAF). El argumento esgrimido por el régimen de Argel para explicar a los argelinos la confiscación de las camisetas de la selección marroquí: “La soberanía nacional es una línea roja.“. Por tanto, la soberanía de Argelia abarcaría el Sáhara Atlántico. ¡Allí también había que decirlo!

El régimen de Argel debería, sobre todo, continuar por este camino. Porque pronto hará invisible e inaudible al Polisario.

-

PREV Rusia acepta la retirada de algunos de sus soldados
NEXT Hamás y las delegaciones israelíes abandonan El Cairo