Para rearmar a Ucrania, la Unión Europea está dispuesta a utilizar los activos rusos congelados

Para rearmar a Ucrania, la Unión Europea está dispuesta a utilizar los activos rusos congelados
Para rearmar a Ucrania, la Unión Europea está dispuesta a utilizar los activos rusos congelados
-

¿Qué pasaría si Occidente hiciera pagar a Rusia por las armas de defensa ucranianas? La idea que ha ido ganando terreno en los últimos meses está a punto de ser adoptada. Mientras que desde finales de febrero y la propuesta de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, planean utilizar los beneficios de los activos rusos congelados desde el inicio del conflicto en Ucrania para financiar equipamiento militar para Ucrania, los Veinte Siete alcanzados el miércoles” acuerdo en principio », anunció la presidencia belga de la Unión Europea, tras una reunión de los embajadores de los Estados miembros en Bruselas. No se dieron detalles, aunque este uso planteó espinosas cuestiones legales y despertó fuertes reticencias dentro de la UE.

210 mil millones de euros

Este acuerdo, que aún deberá ser confirmado a nivel de los ministros de la UE, llega después de largos y amargos debates sobre cómo utilizar los activos estatales rusos bloqueados tras el inicio de la invasión rusa de Ucrania, que representan alrededor de 210 mil millones de euros en el UE.

“No podría haber un símbolo más poderoso, ni un mejor uso para este dinero que (usarlo) para hacer que Ucrania y toda Europa sean más seguras”, saludó inmediatamente el miércoles la presidenta de la Comisión Europea, Ursula, von der Leyen. , en un mensaje en X.

En marzo, la Comisión Europea propuso un plan destinado a apoderarse de los ingresos producidos por estos colosales activos, que según dijo podría liberar entre 2.500 y 3.000 millones de euros al año para Kiev. El 22 de marzo, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, indicó que las sumas debían movilizarse a partir de julio porque el verano corría el riesgo de ser decisivo en el frente militar.

Según el plan adoptado, el 90% de los ingresos incautados se destinarán al Fondo Europeo para la Paz (FEP), que financia la compra de armas. El 10% restante se destinará al presupuesto de la UE para fortalecer las capacidades de la industria de defensa de Ucrania. Sin embargo, entre los Veintisiete, algunos Estados habían indicado que temían las consecuencias de tal embargo, temiendo el precedente que podría crear en los mercados financieros y las repercusiones jurídicas que generaría. Rusia también había amenazado a la UE en marzo con emprender acciones legales en su contra. por decadas » en caso de utilización de los ingresos de sus activos congelados en beneficio de Ucrania, lo que según Moscú sería similar a un “ Vuelo “.

Euroclaro

La gran mayoría de estos activos rusos congelados se encuentran en Bélgica, donde son administrados por Euroclear, una organización internacional de depósito de fondos. Este grupo obtuvo el año pasado unos ingresos de 4.400 millones de euros, una cantidad que el Estado belga grava como impuesto de sociedades. El resto se reparte principalmente entre Estados Unidos, Japón, Reino Unido, Austria y Suiza, según el Instituto de Ideas Legislativas.

Según una fuente diplomática, el acuerdo de los Veintisiete consistirá en confiscar estos ingresos de los activos rusos después de impuestos, pero Bélgica se compromete a reasignar a Ucrania todos los ingresos fiscales generados en su territorio por estos ingresos excepcionales. Afirma haber dedicado ya estos ingresos fiscales a ayudar a Kiev en 2022 y 2023 mediante la creación de un fondo nacional dedicado a Ucrania. En 2024, el impuesto que gravan en Bélgica los activos rusos podría alcanzar los 1.700 millones de euros, de los cuales alrededor de 1.000 millones ya están destinados a la asistencia militar a Ucrania.

Además, según el acuerdo, las comisiones que Euroclear cobra por la gestión de estos activos rusos se reducirían de nuevo considerablemente, hasta el 0,3%, frente a un tipo inicial del 3%.

El 19 de abril, los jefes de diplomacia de los países del G7 (Estados Unidos, Japón, Canadá, Francia, Alemania, Canadá e Italia) declararon que estaban examinando “todas las opciones posibles” para utilizar los activos rusos congelados para ayudar a Kiev, antes de la cumbre. Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del G7 prevista para mediados de junio en Apulia (sur de Italia).

El acuerdo dentro de la UE” debería ser sólo un primer paso hacia nuestro objetivo de utilizar los activos rusos congelados: estos 3 mil millones anuales son una gota en el océano en comparación con los 200 mil millones para ayudar a Ucrania a ganar », reaccionó el ministro de Asuntos Exteriores de Estonia, Margus Tsahkna, sobre X.

La opción de confiscar los activos rusos ha sido hasta ahora descartada por la mayoría de los europeos, preocupados por el riesgo de sacudir los mercados internacionales y debilitar el euro. En Estados Unidos, en cambio, el plan de ayuda a Ucrania validado a finales de abril por el Congreso autoriza al presidente americano a confiscar y vender activos rusos para utilizarlos para financiar la reconstrucción del país en guerra, pero Washington indicó que quería actuar en coordinación con los demás miembros del G7 en este ámbito. El Banco Mundial estima en más de 486 mil millones de dólares el costo de reconstruir Ucrania, devastada por más de dos años de guerra.

Dos casos son similares: Kuwait pudo beneficiarse del dinero iraquí en concepto de reparaciones tras la invasión del país en 1990. Más recientemente, Estados Unidos congeló los activos del banco central de Afganistán tras el regreso de los talibanes al poder y planeó distribuirlos. en beneficio del pueblo afgano. Pero en el primer caso intervino la ONU y en el segundo el objetivo era beneficiar al pueblo afgano.

Activos en Rusia: el banco Raiffeisen abandona un controvertido acuerdo

El banco austriaco Raiffeisenbank (RBI) anunció el miércoles que había abandonado su complejo plan que involucraba al oligarca ruso Oleg Deripaska, objeto de sanciones occidentales, para recuperar activos congelados en Rusia, ante las reticencias, en particular, de Estados Unidos.

“El banco decidió abandonar la transacción como medida cautelar”dijo el RBI en un comunicado emitido después de una reunión de su junta directiva, explicando “ no haber obtenido el apoyo necesario en conversaciones recientes con las autoridades competentes. »

Hace más de un año anunció que quería “ vender o dividir » su filial rusa. Luego, en diciembre, dijo que quería recomprar las acciones de la empresa constructora austriaca Strabag a una entidad controlada en ese momento por Oleg Deripaska y vendida desde entonces. La filial rusa del RBI debía adquirir estas acciones por un valor de más de mil millones de euros y luego repatriar los activos a la empresa matriz en Austria en forma de dividendos en especie. La operación fue vista negativamente por el Tesoro americano, cuyo alto funcionario viajó a Viena en marzo. La semana pasada, el director general del RBI, Johann Strobl, dijo que el proyecto sería cancelado si existiera ” un riesgo de sanciones u otras consecuencias negativas por parte de cualquiera de las autoridades interesadas “.

Más de dos años después de la invasión de Ucrania, Raiffeisen sigue siendo el mayor banco occidental que opera en Rusia, a pesar de los llamamientos del Banco Central Europeo (BCE) para que abandone el país, alegando un riesgo incontrolable. Raiffeisen está presente allí desde 1996 y emplea a más de 9.000 personas, según su informe financiero de 2023. Afirma estar reduciendo gradualmente sus actividades allí, cuya continuación denunció el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, en 2022.

(AFP)

-

PREV El alcalde de Kiev en “Soir”: “Aquí está en juego el futuro de Europa”
NEXT EN VIVO – Guerra en Ucrania: “No permitiremos que nadie nos amenace”, asegura Vladimir Putin