Libros de Pushkin robados en toda Europa – rts.ch

Libros de Pushkin robados en toda Europa – rts.ch
Libros de Pushkin robados en toda Europa – rts.ch
-

De Varsovia a París, de Tallin a Ginebra, en los últimos dos años han desaparecido de las bibliotecas ediciones raras de las obras del poeta ruso Alexander Pushkin. Robos muy ingeniosos cuyas motivaciones aún no están claras: ¿motivo financiero u operación nacionalista vinculada a la guerra en Ucrania?

El asunto sacudió a los establecimientos afectados y desencadenó una investigación policial a gran escala en la que participaron un centenar de agentes de países europeos. A finales de abril, Europol anunció la detención de varios ciudadanos georgianos acusados ​​de haber robado al menos 170 libros raros por un valor de al menos 2,5 millones de francos. Durante este operativo se encontraron 120 libros.

Escala de robos y método de operación.

Estos robos son sorprendentes por su escala y método de operación. Toda Europa se vio afectada: bibliotecas de Polonia, Francia, Alemania, República Checa, Lituania e incluso Suiza vieron decenas de obras originales que datan de la vida del más grande poeta y escritor ruso, fallecido en 1836.

Una copia falsa de un libro de Alexander Pushkin en la biblioteca de la Universidad de Varsovia. [AFP – WOJTEK RADWANSKI]

La Biblioteca de Ginebra se vio afectada por una serie de robos cometidos a finales de octubre de 2023 por dos particulares. El proceso penal aún está en curso. Han desaparecido tres obras raras, incluida una colección de Alexander Pushkin. Su valor total se estima en más de 173.000 francos. Desde entonces, la institución ha reforzado las medidas de seguridad.

Pero la novedad de esta historia es sobre todo el hecho de haber podido crear libros falsos que permitieron desbaratar las instituciones.

Alexandre Illi, librero y especialista en libros raros

Se trata de un asunto sin precedentes, como explica Alexandre Illi, librero de Ginebra y especialista en libros raros, en el programa Tout un monde: “Es impresionante organizar estos robos a esta escala. Pero la novedad de esta historia, es sobre todo la El hecho de haber podido fabricar libros falsos que permitió frustrar las instituciones es bastante sorprendente.

Reemplazado por facsímiles

De hecho, los originales fueron sustituidos por facsímiles de alta calidad, detectables sólo por expertos y que eludían la vigilancia del personal de la biblioteca. Los paquetes fueron realizados por un equipo muy organizado. Así, en la Biblioteca Nacional de Francia, un hombre que decía estar escribiendo una tesis vino cuarenta veces a consultar las ediciones originales de Pushkin. Tomó fotografías, medidas y sustituyó los originales por falsificaciones.

Que las obras originales de Alexander Pushkin estén especialmente dirigidas no sorprende a Aglaé Achechova, directora de la colección rusa de la Biblioteca Universitaria de Lenguas y Civilizaciones de París (BULAC). “Para los coleccionistas, las primeras ediciones de Pushkin son una rareza. Además, existe la sensación de tocar este ejemplar con las manos, es emocionante”.

Al principio, los expertos pensaban que los coleccionistas podrían estar detrás de estos robos, pero ésta ya no es la hipótesis favorita de Aglaé Achechova: “Mi primera hipótesis era que había un coleccionista que hizo un pedido, pero en ese momento no sabíamos el alcance de esta red. Cuando los libros salieron a la venta pública, me dije que es más bien un ocultamiento.

Como estos libros tienen sellos, en cualquier caso no se pueden vender en el mercado tradicional.

Alexandre Illi, librero y especialista en libros raros

Sin embargo, estos libros no pueden venderse dentro de un marco legal, subraya Alexandre Illi: “Parece que muchos libros han pasado a Rusia, libros que se consideran definitivamente perdidos, ya que deben haber entrado en colecciones privadas en Rusia. sellos, en cualquier caso no se pueden vender en un mercado tradicional. Un libro con un sello de una biblioteca europea no se puede poner a la venta en las librerías.

No existe un “mercado gris” donde se puedan vender libros de dudosa procedencia. “Cuando identificamos correctamente los sellos, nos ponemos en contacto con la institución. Nueve de cada diez veces, estos libros no han sido necesariamente robados. A menudo se trata de préstamos a largo plazo. En aquella época, los profesores podían quedarse sin libros durante mucho tiempo y olvidarlos para devolverlos. Cuando los sucesores venden las bibliotecas, descubrimos todos estos libros y los devolvemos a las bibliotecas.

¿Vínculo con la guerra en Ucrania?

Estos robos a gran escala comenzaron hace dos años. ¿Están relacionados con la guerra en Ucrania? Aglaé Achechova no cree realmente en un aspecto político-patriótico, en un deseo de repatriar los tesoros del patrimonio ruso, incluso si la guerra tuvo un impacto.

“Al comienzo de la guerra, las comunicaciones ‘normales’ estaban rotas. En cualquier caso, a los compradores les resultaba mucho más difícil ir a los mercados extranjeros. Los ladrones tuvieron la idea de llevar la mercancía al comprador, porque es En Rusia, Pushkin tiene tanta importancia. Entonces, traer de vuelta un libro recién sacado de una colección pública europea para venderlo sin esconderlo en el mercado ruso, no hay problema con esta situación ilegal en la que Rusia ha violado toda la legislación internacional posible. La guerra tiene algo que ver con esto.”

Vulnerabilidades de la biblioteca

Este asunto también reveló fallas de seguridad en las bibliotecas. “Esta historia planteó muchas preguntas sobre la seguridad en las bibliotecas, pero una biblioteca implica apertura y accesibilidad al patrimonio para los lectores”, señaló Aglaé Achechova.

Aunque desde entonces han reforzado sus medidas, las bibliotecas mantienen el principio de permitir el acceso a las colecciones e incluso a los libros más preciados.

Patricio Chaboudez/lan

-

PREV Elecciones presidenciales en Chad: primeros recuentos de un duelo sin precedentes entre el jefe de la junta y su primer ministro
NEXT Dispositivo de escucha encontrado en sala del gobierno