CARPETAS. Emmanuel Macron saluda a Xi Jinping: guerra en Ucrania, competencia desleal… ¿de qué hablarán los dos presidentes durante dos días?

CARPETAS. Emmanuel Macron saluda a Xi Jinping: guerra en Ucrania, competencia desleal… ¿de qué hablarán los dos presidentes durante dos días?
CARPETAS. Emmanuel Macron saluda a Xi Jinping: guerra en Ucrania, competencia desleal… ¿de qué hablarán los dos presidentes durante dos días?
-

lo esencial
El presidente chino realizará una visita oficial a Francia los días 6 y 7 de mayo, con motivo del 60º aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre París y Pekín. Los intereses geopolíticos y económicos divergentes de las dos potencias podrían dar lugar a tensas discusiones entre Xi Jinping y Emmanuel Macron.

Han pasado cinco años desde la última vez que Xi Jingping pisó Francia o Europa. El presidente chino y la primera dama, Peng Liyuan, serán recibidos con gran pompa y bajo alta protección este lunes y martes por Emmanuel Macron y su esposa Brigitte. Durante estos dos días, Xi Jinping asistirá a un desfile de tropas en Los Inválidos y se reunirá en el Elíseo con el presidente de la República y con Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. Su estancia concluirá en “un marco de intercambio amistoso” entre las dos parejas presidenciales, en el Tourmalet, en los Altos Pirineos. Pero, más allá de las manifestaciones habituales, los desafíos de esta cumbre son múltiples y complejos.

La guerra en Ucrania en el centro de los debates

En primer lugar, por el contexto geopolítico, dominado por la guerra en Ucrania. “China es uno de los principales socios de Rusia”, Emmanuel Macron pretende “animarla a utilizar las palancas que tiene sobre Moscú”, indica el Eliseo. Sin embargo, “si los europeos esperan que China imponga sanciones a Rusia o se una a Estados Unidos y Europa para imponer sanciones económicas, creo que eso es realmente improbable”, estima Ding Chun, director del Centro de Estudios Europeos de la Universidad Fudan de Shanghai. “Se trata de una pregunta recurrente que no debería recibir respuesta durante esta visita”, confirma Mary-Françoise Renard, profesora de economía en la Universidad de Clermont-Auvergne y autora de “China in the World Economy” (Blaise Pascal University Press).

Actualización sobre crisis internacionales

Conviene abordar otros puntos de tensión internacional, como la guerra en Oriente Medio, la intervención de China en Taiwán o su estrategia en la cuenca del Indo-Pacífico. La delicada cuestión de los derechos humanos también parece inevitable. “Probablemente no se mencionará públicamente porque no sería eficaz, pero se trata de temas serios que esperamos que sean mencionados por Emmanuel Macron”, afirma Mary-Françoise Renard.

Desacuerdos comerciales

La parte más intensa de las discusiones se centrará en los intercambios económicos entre el Reino Medio y el Viejo Continente. “China es a la vez un socio comercial, un competidor y, en palabras utilizadas por Europa, un “rival sistémico””, resume el experto. Entre los temas que corren el riesgo de tensar el diálogo, está el de las investigaciones europeas sobre las prácticas comerciales chinas en diferentes sectores industriales: automóvil, ferrocarril, paneles solares, energía eólica o dispositivos médicos. “A Europa, por ejemplo, le gustaría gravar los vehículos eléctricos para compensar las subvenciones recibidas por las empresas chinas, corriendo el riesgo de que se produzcan represalias a cambio”, explica Mary-Françoise Renard.

Sin embargo, subraya que “China tiene superávits importantes, que intentará exportar. Por lo tanto, tendremos que encontrar un terreno común a través de la negociación”. Una diplomacia tanto más necesaria cuanto que Emmanuel Macron desea atraer inversiones chinas a Francia, en particular en el ámbito de las baterías eléctricas.

Mantener buenas relaciones

El jefe de Estado francés también estará dispuesto a “desempeñar su papel de presidente frente a otro presidente, para mostrar el peso que Francia puede tener ante los ojos de China”. Por su parte, Xi Jinping desea mantener buenas relaciones con los países de la Unión. “No quiere que Europa elija a Estados Unidos frente a China, sino que siga teniendo una posición intermedia”, según Mary-Françoise Renard. Sabiendo que Hungría y Serbia, a donde irá próximamente el presidente chino, son Estados comprometidos con su causa y aliados de Moscú…

-

PREV Israel ‘alienta’ a los residentes del este de Rafah a trasladarse a ‘zonas humanitarias’
NEXT Tregua en Gaza: Israel y Hamás inflexibles, reunión de “emergencia” este lunes en Qatar