El médico palestino Ghassan Abu Sitta, testigo del infierno de Gaza, tiene prohibido entrar en territorio francés

-
>>

El cirujano palestino-británico Ghassan Abu Sitta, en Londres (Reino Unido), 7 de enero de 2024. Henry Nicholls/AFP

El cirujano palestino-británico Ghassan Abu Sitta, testigo de las atrocidades perpetradas por el ejército israelí en la Franja de Gaza, donde pasó un mes y medio al comienzo de la guerra, se le negó la entrada el sábado 4 de mayo en territorio francés. Al llegar a primera hora de la mañana al aeropuerto de Roissy-Charles-de-Gaulle, procedente de Londres, donde vive, el médico, que iba a hablar en una conferencia organizada ese mismo día en el Senado, fue rechazado por la policía de fronteras.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores. En Gaza, los hospitales en el centro de la guerra

Añadir a tus selecciones

Motivo dado por los agentes: las autoridades alemanas, que también le habían impedido entrar en su territorio a mediados de abril, cuando iba a participar en una conferencia sobre Palestina en Berlín, le prohibieron el visado, durante un período de un año, en todos los estados del área Schengen. Ghassan Abu Sitta, que El mundo Contactado por teléfono, estaba en una oficina del aeropuerto a última hora de la mañana y se esperaba que la policía lo escoltara a un vuelo de regreso a Londres.

Sus intentos de alertar al organizador de la conferencia, el senador de Ródano Raymonde Poncet-Monge, miembro de Europa Écologie-Les Verts, a través de su asistente, con el que se puso en contacto, no dieron ningún resultado. “La policía ha tomado su decisión, no puedo hacer nada más. le confió Mundo. Es como en Berlín, la criminalización de las víctimas. La banda cómplice del genocidio intenta silenciar a los testigos. »

Cuarenta y tres días de operaciones en Gaza

Ghassan Abu Sitta, especialista en medicina de guerra, se subió a un avión para llegar a Gaza el 7 de octubre, horas después de la masacre cometida por Hamás en el sur de Israel, como había hecho durante las tres guerras anteriores que azotaron el enclave palestino.

Integrado en los equipos de Médicos Sin Fronteras, trabajó en el hospital Al-Shifa, el más grande de la Franja de Gaza, y en el hospital Al-Ahli. Abandonó el territorio costero el 18 de noviembre, después de cuarenta y tres días de operaciones continuas sobre las víctimas de los bombardeos israelíes, que han dejado hasta la fecha cerca de 35.000 muertos, la mayoría de ellos civiles.

Lea también la entrevista | Artículo reservado para nuestros suscriptores. En los hospitales de la Franja de Gaza: “Ya no buscamos reparar. Cortamos… ”

Añadir a tus selecciones

Ya muy activo en las redes sociales cuando estuvo allí, el practicante concedió numerosas entrevistas tras abandonar el enclave, relatando las amputaciones sin anestesia que tuvo que realizar, la instalación de grapas crudas para cerrar las heridas, los niños quemados por proyectiles de fósforo blanco (un arma cuyo uso con fines incendiarios está prohibido), hospitales tan saturados que los médicos operan en el suelo, etc.

Te queda el 29,65% de este artículo por leer. El resto está reservado para suscriptores.

-

PREV Un taxista condenado a 8 meses de prisión por amenazar de muerte a una familia judía.
NEXT ¿Criticar a Israel es antisemitismo? Depende, responde Deborah Lyons | Medio Oriente, el eterno conflicto