Estados Unidos acusa a Rusia de haber utilizado un agente químico

Estados Unidos acusa a Rusia de haber utilizado un agente químico
Estados Unidos acusa a Rusia de haber utilizado un agente químico
-

La Reserva Federal estadounidense (Fed) mantuvo sus tipos de interés sin cambios el miércoles. Observa la reciente “falta de progreso” en el frente de la inflación, pero anuncia que deflactará más lentamente el volumen de activos de su balance a partir de junio.

El banco central estadounidense ha dejado sus tipos en su nivel más alto en más de veinte años, entre el 5,25 y el 5,50%, rango en el que se mueven desde julio, anunció en un comunicado publicado tras su reunión.

Esto tiene el efecto de mantener altas las tasas de interés sobre préstamos hipotecarios, tarjetas de crédito, préstamos para automóviles, etc., para evitar que los precios sigan aumentando.

Y el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, advirtió en una conferencia de prensa que probablemente pasaría “más de lo esperado” antes de que hubiera confianza en la caída de la inflación. Comprenda que las tasas se mantendrán altas por más tiempo.

Se abstuvo de hacer predicciones sobre el momento en que los tipos comenzarán a bajar, entre el miedo a que los precios vuelvan a dispararse y, por el contrario, la preocupación de que esto afecte demasiado a la actividad económica.

Jerome Powell, sin embargo, consideró “improbable que el próximo movimiento de los tipos sea un aumento”, ya que la política monetaria es, según él y sus colegas, “suficientemente restrictiva” con el tiempo.

En su momento, esto hizo saltar a Wall Street.

“Aplazado, no cancelado”

Los mercados, que estaban llenos de esperanzas de que los tipos comenzarían a caer en junio, ahora apuestan a septiembre o noviembre, según la estimación del CME Group.

“El momento del primer recorte de tipos dependerá de una moderación duradera de la inflación”, señala Nancy Vanden Houten, economista de Oxford Economics.

Pero el mensaje es que “los recortes de tipos se posponen, no se cancelan”, subraya Krishna Guha, economista de Evercore, una consultora de inversiones.

El Comité de Política Monetaria (FOMC), en su comunicado de prensa, informó de la “falta de nuevos avances” en los últimos meses en el frente de la inflación, para alcanzar el objetivo del 2%.

Sin embargo, la curva de precios parecía estar en la trayectoria correcta. Pero desde enero ha vuelto a subir, hasta el 2,7% interanual en marzo, según el índice PCE favorecido por la Reserva Federal -el que quiere reducir al 2%-, y al 3,5% según el índice IPC. .

Deflactar el balance más lentamente

A pesar de este repunte, la Reserva Federal marca el inicio de una flexibilización de la política monetaria: anunció el miércoles que reducirá más lentamente el volumen de activos de su balance a partir de junio.

Reducirá sus activos de bonos del Tesoro en 25 mil millones de dólares por mes, cuando actualmente está recortando 60 mil millones de dólares cada mes.

La cartera de la Reserva Federal había crecido durante la pandemia, cuando compró valores masivamente, inundando el mercado con liquidez para mantener el sistema financiero en funcionamiento.

Luego, junto con las subidas de tipos destinadas a luchar contra la inflación, vendió títulos, reduciendo su cartera en 1.500 millones de dólares.

El mercado laboral estadounidense también sigue siendo demasiado ajustado para el gusto de la Reserva Federal. Las cifras oficiales de abril se publicarán el viernes, pero sólo las empresas del sector privado crearon 192.000 puestos de trabajo en abril, según la encuesta mensual de ADP/Stanford Lab publicada el miércoles.

Para aclarar la cuestión, el índice de costes laborales fue mucho más alto de lo esperado en el primer trimestre, “lo que sugiere que la desaceleración de los salarios se ha detenido, al menos temporalmente”, indica Krishna Guha.

El repunte de la inflación en Estados Unidos contrasta con Europa, donde la marcada desaceleración de la inflación ha llevado al Banco Central Europeo (BCE) a considerar un recorte de tipos a partir de junio.

Jerome Powell también recordó que la Reserva Federal es independiente del poder político, a seis meses de las elecciones presidenciales. La votación, que enfrentará al presidente demócrata Joe Biden y a su predecesor republicano Donald Trump, se llevará a cabo un día antes de una reunión del comité de política monetaria.

Este artículo fue publicado automáticamente. Fuentes: ats/afp

-

PREV La amenaza de Vladimir Putin sobre Ucrania durante el desfile militar del 9 de mayo
NEXT Las misteriosas momificaciones espontáneas de difuntos en un pequeño pueblo de los Andes