Aborto: ley extremadamente restrictiva entra en vigor en Florida

Aborto: ley extremadamente restrictiva entra en vigor en Florida
Aborto: ley extremadamente restrictiva entra en vigor en Florida
-

Una ley extremadamente restrictiva sobre el derecho al aborto entró en vigor el miércoles en Florida y el presidente estadounidense, Joe Biden, responsabiliza a su oponente republicano, Donald Trump, de esta “pesadilla”.

• Lea también: Aborto, inmigración, diplomacia: Trump describe su programa

• Lea también: En Arizona, las mujeres que buscan un aborto bajo la presión de una ley “draconiana”

• Lea también: Aborto: la ley ultra restrictiva de Idaho ante la Corte Suprema de Estados Unidos

El expresidente estadounidense se felicita periódicamente de haber sido el origen de la espectacular reversión de jurisprudencia del Tribunal Supremo en junio de 2022.

La institución, a la que había dado una composición muy conservadora, hizo añicos la protección federal del derecho al aborto, devolviendo la responsabilidad a los estados.

“Hoy entra en vigor en Florida una prohibición extremista del aborto, que prohíbe el aborto antes de que muchas mujeres sepan siquiera que están embarazadas”, dijo Biden en un comunicado.

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, está de visita en el estado de Florida, liderado por los republicanos, para pronunciar un discurso en el que critica a Trump cuando entró en vigor la prohibición del aborto después de las seis semanas de embarazo.

La semana pasada Joe Biden, de 81 años, visitó este estado del sureste, uno de los más poblados del país, que votó dos veces de manera abrumadora por Donald Trump.

Los demócratas están tratando de hacer del aborto una de las cuestiones clave en las elecciones presidenciales de 2024, creyendo que es una forma de ganar votos contra Donald Trump.

“Monitoreados y castigados”

Desde el miércoles, Florida ha prohibido cualquier interrupción voluntaria del embarazo después de seis semanas, frente a las quince semanas anteriores.

Antes del miércoles, Florida era un refugio para mujeres en el sureste de Estados Unidos, una región donde las prohibiciones o restricciones se han multiplicado.

Kamala Harris, vicepresidenta de 59 años, primera mujer y primera persona afroamericana y asiáticoamericana en este cargo, ha incrementado sus viajes y declaraciones sobre este tema en los últimos meses.

En su discurso, pronunciado en Jacksonville el miércoles, se espera que caracterice las prohibiciones vigentes en Florida y otros 20 estados como “las prohibiciones del aborto de Trump”.

“Esta prohibición se aplica a muchas mujeres incluso antes de que sepan que están embarazadas, lo que nos dice que los extremistas que redactaron esta prohibición ni siquiera saben cómo funciona el cuerpo de una mujer. O no les importa”, debe decir, según extractos publicados por su equipo de campaña.

También se espera que Harris critique a Donald Trump, quien en una entrevista publicada el martes en la revista Time dijo que los estados podrían monitorear los embarazos de las mujeres para ver si abortaron a pesar de la prohibición.

“Bajo Donald Trump, sería normal que el gobierno vigilara y castigara a las mujeres”, dijo.

“Joe Biden y yo tenemos un punto de vista diferente: creemos que ningún funcionario electo debería interponerse entre una mujer y un médico”.

Tema políticamente candente

El ex presidente republicano mantiene una política ambigua sobre la cuestión del aborto. Si bien se jacta regularmente de su papel decisivo en el fin de la famosa jurisprudencia “Roe versus Wade” que protegía este derecho, se cuida de declarar abiertamente su apoyo a una prohibición federal, exigida por la derecha religiosa.

Cuando la revista Time le preguntó si vetaría dicha ley en caso de reelección, el magnate de 77 años, objeto de numerosos procesos penales, respondió.

Al ir a Florida, los demócratas están llevando la cuestión del derecho al aborto directamente al bastión de Donald Trump, quien pasa la mayor parte de su tiempo en su resort de Mar-a-Lago en el sur de este estado.

El gobernador republicano Ron DeSantis está detrás de la prohibición del aborto más allá de las seis semanas. Se postuló sin éxito en las primarias republicanas y promulgó un proyecto de ley en abril de 2023 destinado a reducir el límite de 15 semanas a seis semanas.

En abril, la Corte Suprema de Florida confirmó la entrada en vigor de esta ley, pero al mismo tiempo devolvió la decisión final a los votantes.

Estos últimos votarán en noviembre, coincidiendo con las elecciones presidenciales y legislativas, una enmienda que garantiza el derecho al aborto en el estado del sudeste.

La interrupción voluntaria del embarazo ha sido casi siempre un tema políticamente candente en Estados Unidos, aunque, según las encuestas, la mayoría de los estadounidenses están a favor del derecho al aborto.

-

PREV México: el matrimonio se convierte en una pesadilla, 100 personas acaban en el hospital
NEXT Ley extremadamente restrictiva entra en vigor este miércoles en Florida