una majestuosa primera subida de escaleras, mientras retumba la tormenta #MeToo

una majestuosa primera subida de escaleras, mientras retumba la tormenta #MeToo
una majestuosa primera subida de escaleras, mientras retumba la tormenta #MeToo
-

MERCADOS DEL PLANETA – Día 1. A pesar de las recientes revelaciones sobre escándalos sexuales en la industria cinematográfica, la Croisette recibió a sus primeros invitados de prestigio en un ambiente sereno, este martes 14 de mayo.

La Croisette bullía de impaciencia. Meryl Streep finalmente caminó por la alfombra roja este martes 14 de mayo para la ceremonia inaugural del Festival de Cine de Cannes. Todo ante los aplausos de la multitud. La actriz, sublime con un vestido impecable y zapatos de plataforma, incluso se permitió un pequeño baile en la alfombra roja, al son de Abba. Estuvo a punto de recibir la palma de honor del evento, un año después que Michael Douglas. Pero la actriz no fue la única superestrella que inauguró esta 77ª edición, de la que Camille Cottin fue la maestra de ceremonias. También estuvo presente Jane Fonda, quien hizo una llegada notable con un abrigo de leopardo. Heidi Klum también marcó el evento con su voluminoso vestido.

El vestido de bata de baño de Emmanuelle Béart

Tras la notable entrada de Messi, el perro deAnatomía de una caída. (2023), muchas celebridades francesas también desfilaron por la alfombra roja. Brigitte Fossey, con chaqueta roja, venció a Alexandra Lamy, que participó en selfies con sus fans, inmediatamente imitada por Virginie Ledoyen. A lo lejos pudimos ver al basquetbolista Victor Wembanyama, quien abandonó las canchas para alfombra roja, por una noche. Camille Chamoux y Juliette Binoche, con un vestido de Courrèges, aparecieron por turno, con peinados ondulados.

Leer tambiénGreta Gerwig, la súper bancable presidenta del jurado del Festival de Cannes 2024

” data-script=”https://static.lefigaro.fr/widget-video/short-ttl/video/index.js” >

Y esto, antes de que Emmanuelle Béart iluminara la Croisette, luciendo un mini moño y luciendo un vestido albornoz de terciopelo oscuro de Yves Saint Laurent. Valérie Donzelli y Xavier Dolan, presidente del jurado de Una cierta mirada, también se adelantaron ante los fotógrafos. La actriz Emilie Dequenne, que recientemente anunció que estaba en remisión completa de un cáncer poco común, llegó a la alfombra roja con el pelo corto. Vicky Krieps, altiva, subió las escaleras como un rey, antes de que Baptiste Giabiconi se marchara a su vez.

Segundo acto

Al día siguiente de su tradicional cena, el jurado del festival hizo su entrada sobre las 19 horas. Omar Sy, vestido con una chaqueta cruzada blanca, capturó el momento, permitiéndose incluso un selfie con la presidenta del jurado, Greta Gerwig. Esta última llevaba un traje lamé a juego con el de sus compañeras del jurado, Eva Green y Lily Gladstone. Todos subieron las escaleras del Palacio de Festivales, con motivo de la proyección de la esperadísima Segundo acto, firmado Quentin Dupieux. De hecho, el director ha decidido no hablar sobre su misterioso largometraje. Si hemos de creer el resumen oficial de la película, cuenta la historia de Florence (Léa Seydoux), quien, perdidamente enamorada de David (Louis Garrel), intenta presentarle a su padre Guillaume (Vincent Lindon).

El único inconveniente es que David no siente los mismos sentimientos y quiere liberarse de ella empujándola a los brazos de su amigo Willy (Raphaël Quenard). Alrededor de las 19:10, este elenco de cinco estrellas avanzó bajo los flashes. Léa Seydoux, por su parte, causó sensación con un vestido plateado y compartió algunas carcajadas con su compañero de rodaje Raphaël Quenard. La eterna elegancia de Louis Garrel sucedió al encanto de Vincent Lindon, y ambos finalmente avanzaron junto a Quentin Dupieux. Antes de subir las escaleras, asistir al discurso de apertura de Camille Cottin. Una velada marcada por homenajes a Greta Gerwig y Meryl Streep, seguida de un concierto de Zaho de Sagazan.

” data-script=”https://static.lefigaro.fr/widget-video/short-ttl/video/index.js” >

Nueva ola

Una ceremonia que se desarrolló en un ambiente festivo, a pesar de los recientes escándalos del Me Too. Desde hace algún tiempo, las acusaciones de violencia sexual aumentan en el mundo del cine francés. En una encuesta publicada este lunes 13 de mayo, la revista Ella reveló que nueve mujeres acusan al productor Alain Sarde de acoso, agresión sexual y violación. En abril, diez actrices también acusaron al cineasta Philippe Lioret de comportamiento inapropiado, según se reveló Franciainfo . Judith Godrèche, Isild Le Besco y Vahina Giocante denunciaron las acciones del director Benoît Jacquot. Sin embargo, durante su discurso, Camille Cottin aclaró que “las reuniones en las habitaciones de hotel de los todopoderosos señores” ya no eran apropiadas.

-

PREV La Presse en el 77º Festival de Cine de Cannes | George Lucas: homenaje al visionario
NEXT “Impactante”, “horrible”, “vergonzoso”, “una broma”: un retrato de Kate genera polémica