La guerra civil, un tema que ocupa nuestras pantallas – rts.ch

La guerra civil, un tema que ocupa nuestras pantallas – rts.ch
La guerra civil, un tema que ocupa nuestras pantallas – rts.ch
-

En las pantallas, grandes o pequeñas, se desarrolla el tema de la guerra civil. Actualmente, dos ficciones “Guerra Civil” y “La Fiebre” están cautivando la atención del público, la crítica e incluso el ámbito político.

El largometraje “Civil War” del director británico Alex Garland presenta a Kirsten Dunst como una fotoperiodista en una América sumida en una guerra civil y enfrentada a la secesión de California y Texas. La película, que pretende representar de la manera más realista posible el caos y el salvajismo que amenazarían a Estados Unidos a corto plazo, encabezó la taquilla norteamericana durante dos semanas.

>> Leer más: “Civil War”, una distopía realista de Alex Garland, enciende a Estados Unidos

Emitida en Canal+, la serie “La Fièvre” de Eric Benzekri narra un estallido general en Francia tras un altercado entre un futbolista negro y su entrenador, tratado como un “toubab sucio” (“blanco” en wolof durante una ceremonia de entrega de trofeos). Tras el éxito de su anterior serie “Baron Noir”, dedicada a la política, el director explica que quería hacer un “contraplano”, esta vez radiografiando Francia desde el punto de vista de la “sociedad”.

Contenido externo

Este contenido externo no se puede mostrar porque puede recopilar datos personales. Para ver este contenido debes autorizar la categoría. Redes sociales.

Aceptar Más información

Eric Benzekri tomó del libro “El mundo de ayer” de Stefan Zweig el título de su serie, como un eco del autor vienés que contó la historia de una Europa de principios del siglo pasado, arrasada por el nacionalismo: “Amigos que siempre había conocido como individualistas decididos se habían transformado de la noche a la mañana en patriotas fanáticos. Todas las conversaciones terminaban con acusaciones groseras. Sólo quedaba una cosa por hacer: encerrarse en uno mismo y permanecer en silencio mientras dure la fiebre”.

Estas historias, aunque ficticias, resuenan con la realidad política: se acercan las elecciones europeas, del 6 al 9 de junio, seguidas de cerca por las elecciones presidenciales estadounidenses, el 5 de noviembre. El tema de la crisis de identidad está en el centro de estas campañas. En octubre, el presidente de la Agrupación Nacional, Jordan Bardella, informó que el presidente Emmanuel Macron le había dicho que no quería disolver organizaciones político-religiosas en Francia debido al “riesgo de llevar al país a una guerra civil”.

Contenido externo

Este contenido externo no se puede mostrar porque puede recopilar datos personales. Para ver este contenido debes autorizar la categoría. Redes sociales.

Aceptar Más información

Por su parte, la “Guerra Civil” ha reavivado los temores de un posible colapso, resultado de una polarización de la sociedad estadounidense. “¿Estados Unidos está en vísperas de una nueva guerra civil?” También fue el título deun debate reciente en las ondas de RTS.

“Fiebre” motivada publicación de la Fundación Jean-Jaurès, un grupo de expertos más bien de izquierdas, con una treintena de análisis firmados por eminentes politólogos o sociólogos, entre ellos el autor italo-suizo Giuliano da Empoli, autor de “El mago del Kremlin”. No todos los días una serie suscita análisis políticos.

Según Giuliano da Empoli, “La Fiebre” constituye un acto político importante. “La serie es una prueba contundente de que todos debemos encontrar la forma de hacer política, si todavía queremos hacerla”.

Pero ¿por qué estas historias son tan cautivadoras? Quizás busquemos, a través de estas historias, anticipar o prevenir futuras crisis. Para la Fundación Jean-Jaurès, “La Fièvre” representa una profecía que debe rechazarse, una invitación a encontrar soluciones en la ficción y no en el destino.

“Es la posibilidad de discutir las tensiones identitarias que agitan al país, e incluso que lo fracturan, fuera de las noticias. Lo que me importa es lo colectivo: cómo intentamos vivir juntos cuando somos galos, es decir. personas que hace dos siglos no hablaban el mismo idioma”, explica Eric Benzekri, en France Inter.

Contenido externo

Este contenido externo no se puede mostrar porque puede recopilar datos personales. Para ver este contenido debes autorizar la categoría. Redes sociales.

Aceptar Más información

Anne Fournier/vajo

-

PREV Lescure-d’Albigeois. Sueños y risas en Saint-Michel
NEXT Podrías hacer un crucero con Guylaine Tremblay y Marie-Claude Barrette