Dos hermanos alsacianos viven su primer mundial de BMX en Estados Unidos, “un sueño” para toda la familia

Dos hermanos alsacianos viven su primer mundial de BMX en Estados Unidos, “un sueño” para toda la familia
Descriptive text here
-

Los aspirantes franceses al BMX, Jules y Jean Cattet, dos hermanos afincados en Rouffach (Alto Rin), participan por primera vez en el campeonato del mundo de BMX en Rock Hill, Carolina del Sur.

Jules, de 18 años, y Jean, de 13, están viviendo un sueño. Participa en el Campeonato Mundial de BMX. La competencia se llevará a cabo del 12 al 18 de mayo en Rock Hill, Carolina del Sur.

Volaron a Estados Unidos el miércoles 8 de mayo con su madre. El mayor, Jules Cattet, compite en dos categorías, 20 pulgadas y crucero (24 pulgadas). El joven piloto que estudia STAPS (ciencias y técnicas de las actividades físicas y deportivas) en Besançon está inscrito en la Copa de Francia y acaba de clasificarse para el Campeonato de Europa.

Su hermano pequeño Jean está en la clase 4.th en el colegio Saint-Joseph de Rouffach. Se clasificó para el mundial en la categoría crucero sin haber participado nunca en el campeonato francés.

El domingo 12 de mayo, los dos hermanos pudieron completar cada uno su carrera de BMX en la categoría crucero. Es su padre Edouard Cattet, que se quedó en Francia para cuidar de los otros dos niños, quien nos da la noticia.

julio llegó 4mi durante la primera carrera, luego se descarriló y cayó al final de la carrera durante la segunda carrera. “Se le pudo hacer una radiografía, afortunadamente no se rompió nada y podrá competir en la carrera de 20 pulgadas este miércoles 15 de mayo. Tendrás que ser tenaz”.analiza su padre.

>>

Jules Cattet se lesionó en la segunda prueba de la carrera de BMX en la categoría crucero

© Fanny Cattet

En cuanto a su hermano pequeño Jean, su campeonato mundial ya ha terminado: “Él Quedé 5º en la primera, 5º en la segunda y 6º en la última ronda” explica su padre: “Enfrente había pilotos muy fuertes. Debe haber quedado impresionado. Aún le falta madurez pero está progresando“.

El BMX entró en la vida de los Cattets en 2012. Nadie sospechaba que cuando Jules empezó esta actividad en el club de BMX de Cernay con unos 6-7 años, toda la familia se embarcó en toda una aventura. Pero para el joven es una revelación la velocidad, los saltos. En cuanto descubrió esta actividad no quiso dejarla.

Su padre también lo intentó para compartir esta afición con sus hijos pero abandonó rápidamente para evitar lesiones. Entre los hermanos, Jean y el más pequeño, Charles, de 11 años, también se apuntan al club Cernay para entrenar cuatro horas semanales.

“Vemos la tenacidad que les da, la regularidad en su involucramiento en esta actividad, son responsables de su negocio y les ha permitido crecer”.

Edouard Cattet, padre de Jules y Jean

Pero durante mucho tiempo las actuaciones no estuvieron presentes. En 2020, Jules tiene un nuevo entrenador, Charly Gaillard, múltiple campeón europeo y mundial de BMX. “Un encuentro muy beneficioso porque Charly Gaillard le aporta serenidad y consigue canalizar sus energías. Jules se está convirtiendo poco a poco en un ciclista más reflexivo sobre la bicicleta y con instinto”.

El padre admira a sus hijos que no se dejan vencer. Hablando de estos campeonatos del mundo, le sorprendió especialmente que Jean se clasificara. “Fue una sorpresa porque el año pasado tuvo dificultades en las eliminatorias. Para nosotros fue inesperado. Pero ganó 10 cm y eso le dio confianza, confianza en sí mismo”.

Jean pudo competir en estos Mundiales con otros dos pilotos del club de Cernay, Ilhan Farcy, y su entrenador Charly Gaillard.

>
>

Jules Cattet, Ilhan Farcy y Charly Gaillard del club Cernay BMX se han clasificado para participar en el Mundial de BMX en Rock Hill, Carolina del Sur.

© Fanny Cattet

El BMX sigue siendo un deporte muy caro. El viaje a Rock Hill, financiado en parte por la familia, cuesta 5.000 euros. “Aunque los familiares y algunos patrocinadores como Intermarché o Optique 2000 de Rouffach hagan donaciones, éstas siguen siendo insuficientes para poder asistir a todas las competiciones. Cada vez hay que pagar entre 500 y 700 euros.” explica Édouard Cottet.

Jules está clasificado para acudir al Campeonato de Europa del 28 de mayo al 2 de junio en Verona. Pero seguramente no podrá ir allí porque la familia no tiene medios. Y no hay ayuda económica de los clubes ni de la federación francesa de BMX. Habría que encontrar nuevos patrocinadores para ayudar a los dos campeones a alcanzar sus sueños.

-

PREV MMA: tras el episodio de Splinter, Doumbé se redime con humor y estilo | TV5MONDE
NEXT Fórmula 1 | Mercedes F1: Un ‘día productivo’ y novedades prometedoras