Mickaël Goudemand, jugador del Leeds y ex Catalans Dragons: “Tengo muchas ganas de este momento”

Mickaël Goudemand, jugador del Leeds y ex Catalans Dragons: “Tengo muchas ganas de este momento”
Mickaël Goudemand, jugador del Leeds y ex Catalans Dragons: “Tengo muchas ganas de este momento”
-

Los Catalans Dragons reciben al conjunto inglés del Leeds este sábado a las 18.30 horas en su estadio Gilbert Brutus. Un encuentro entre dos equipos en lo más alto de la tabla. Pero un encuentro especial para un hombre, Mickaël Goudemand. A sus 28 años, el hombre que vistió la camiseta de los Dragones durante 6 temporadas cruzó el Canal de la Mancha para afrontar un nuevo desafío con el Leeds. Un cambio total de vida para el aviñón, que se prepara para regresar a Perpiñán por primera vez.

France Bleu Roussillon: ¿Cómo es tu nueva vida en Leeds?

Mickaël Goudemand : La vida en Inglaterra es muy diferente a la de Perpiñán. Al principio fue un poco complicado en cuanto al clima, no son las mismas temperaturas, hay muy poco sol, a veces entrenamos temprano por la mañana y hay un poco de nieve. Pero te acostumbras y Leeds es una gran ciudad. Me recuerda a Toulouse o Lyon. Quería salir de mi zona de confort y así fue como surgió. Encontré lo que vine a buscar.

¿Tu adaptación al club también va bien?

Estoy muy contento con mi elección. Sigo jugando las planillas del partido como titular. No me lo esperaba en absoluto, porque al principio estaba mayoritariamente en la rotación. También hubo bastantes heridas pequeñas. Pero con el paso de las semanas el entrenador confió en mí.

¿Qué fue lo que más te llamó la atención cuando llegaste a Leeds?

Cuando juegas en Francia, en la Superliga, todavía estás lejos de la competición. Cuando lo vives en Inglaterra, lo vives al 100%. Cuando viajas los fines de semana, vienen 2.000 aficionados, y en casa hay 15.000 aficionados cantando, es increíble. Hay mucha emoción, cuando caminas por la ciudad ves camisetas de varios equipos de la liga de rugby. También tienen muchas expectativas, por la historia del club y su trayectoria. Tenemos mucho peso sobre nuestros hombros. Cuando pierdes no debes fijarte mucho en los comentarios en las redes sociales. Pero eso es normal, porque son apasionados. Hay un legado que a veces resulta un poco pesado de llevar, pero que nos motiva.

Este fin de semana volverás a Perpiñán. ¿Estabas especialmente esperando este momento?

Sí, evidentemente. Se siente un poco extraño volver y jugar contra mis antiguos compañeros. En el partido de ida ganamos. Pero sé lo que está en juego en este partido, tenemos que llevarnos a casa los dos puntos de la victoria. Estoy más motivado que estresado. Luego está toda mi familia que vendrá desde Aviñón a verme y también tendré muchos amigos en las gradas. Realmente extraño este momento. Después tengo unos días libres, así que me quedaré un tiempo en Francia.

¿Sigues siguiendo a los Dragones Catalanes?

Claro. Como estoy en Inglaterra, me suscribí a Deportes del cielo, y prácticamente vi todos sus partidos. Tienen un gran equipo, con muy buenas incorporaciones, como Jordan Abdull, a quien encuentro realmente muy bueno. Luego mantuve muy buenos vínculos con ciertos jugadores como Arthur Mourgue. Pero bueno, a medida que se acerca el partido hablamos un poquito menos. Sigue siendo rugby, sigue siendo un deporte de contacto en el que hay que hacer tackles. Por eso, cuando juego contra amigos, siempre se siente raro. Pero hay mucho respeto.

Anotaste tu primer try el fin de semana pasado, ¿esperas volver a hacer lo mismo este fin de semana?

Sería magnífico. Estaba esperando anotar ese primer intento, así que realmente me hizo feliz. Esta semana ha sido de gran recuperación, así que espero estar al 100% este fin de semana. Después sólo quiero hacer un buen partido, complacer a mis allegados. En Leeds el tiempo está empezando a ser bueno, quizás eso también sea una señal.

Mickaël Goudemand con sus nuevos colores, en Leeds. © maxppp
Mike Egerton

-

PREV El hacha enterrada entre Klopp y Salah – Sport.fr
NEXT Municipio de Crans-Montana – Campeonato del mundo de esquí alpino: en la D-1000 todo va bien, tanto