La NHL debe recuperar el formato de 1994 para los playoffs

-

Desde su implementación en 2014, el formato actual de los playoffs de la NHL ha despertado tanto interés como críticas.

Este sistema, que clasifica a los tres mejores equipos de cada división más dos comodines por conferencia, tenía como objetivo inicial reforzar las rivalidades aumentando la frecuencia de los enfrentamientos entre los mismos equipos.

Sin embargo, este objetivo ahora parece estar llegando a sus límites, lo que resulta en un hockey redundante y predecible.

La realidad económica detrás del mantenimiento de este formato está obviamente ligada a los derechos de televisión y a consideraciones logísticas, como los costes de transporte.

Equipos como los Florida Panthers y Tampa Bay Lightning se benefician enormemente de esta proximidad, minimizando los viajes y maximizando la exposición a los medios locales.

Dicho esto, esta fórmula perjudica considerablemente a los equipos canadienses, en particular Vancouver, Calgary, Edmonton y Winnipeg, que se encuentran geográficamente aislados.

El formato actual crea una desigualdad flagrante y podría verse como una forma de proteccionismo que favorece a determinados equipos en detrimento de la equidad deportiva.

Al persistir con este sistema, la NHL corre el riesgo de estancarse y perder parte de su atractivo para los fanáticos que aspiran a ver duelos más variados e impredecibles.

Una posible solución sería volver al antiguo sistema utilizado entre 1994 y 2013, donde los equipos se clasificaban del 1 al 8 dentro de sus respectivas conferencias, promoviendo así una competición más equilibrada y dinámica.

Esto no sólo renovaría el interés en la serie, sino que también redefiniría las rivalidades sobre bases más competitivas y menos predecibles.

Alternativamente, adoptar un formato de clasificación 1-16 en toda la liga podría revolucionar los playoffs al proporcionar enfrentamientos únicos y eliminar desventajas geográficas.

Esta fórmula, que ya ha sido probada con éxito en el pasado, garantizaría un espectáculo renovado y más cautivador, estimulando así al público y el interés general por el deporte.

Es imperativo que la NHL reconsidere su enfoque para preservar la competitividad y el atractivo de sus playoffs.

¡Amén!

-

PREV Novak Djokovic extiende su estadía en el Abierto de Ginebra
NEXT Zizou Bergs contra Joris De Loore en la 2ª jornada de clasificación: “Estamos iguales”