Museo del Cine Kawakita: Chantal Stoman: Ōmecitta

Museo del Cine Kawakita: Chantal Stoman: Ōmecitta
Descriptive text here
-

Es una exhibición de tremenda nostalgia. Se titula: Omecittà. Se lleva a cabo del 1 al 5 de mayo en el maravilloso Museo del Cine Kawakita de Kamakura, lugar que ha acogido a los más grandes directores y actores japoneses y extranjeros. Las imágenes son de Chantal Stoman. Nos adjuntó este texto. – JJN

marzo 2017
A pesar de su nombre poético, Ome “la ciruela azul” es una ciudad pequeña y algo lúgubre en los suburbios exteriores de Tokio.

Lejos, muy lejos de los estudios de Hollywood. Y, sin embargo, en Ome el cine está en todas partes. De calle en calle, en las fachadas de las tiendas, en los frontones de los edificios y en las puertas de los aparcamientos, la ciudad se cubre de paneles pintados que representan carteles de cine. Los habitantes deambulan entre Lawrence de Arabia, Al este del Edén, La Strada, Bonnie y Clyde… En las paredes de edificios o casas hay decenas de carteles de películas.

Un magnífico viaje a un pasado glorioso que revela una ciudad que durante mucho tiempo fue un paraíso para los cinéfilos japoneses. Después de la guerra, Ome tenía tres cines especializados en proyectar películas de todo el mundo. Luego, en la década de 1970, la asistencia disminuyó y los cines finalmente cerraron sus puertas, dejando como única evidencia de la cinefilia de la ciudad cientos de carteles de películas, todos pintados por Bankan, un artista local. En los años 1990, cuando el cine había desaparecido de Ome, la ciudad decidió revivir este pasado exponiendo en las paredes de las fachadas de la calle principal estas obras originales que habían sido conservadas por el pintor. Omecitta es la historia de mi encuentro con una ciudad deslumbrante, desconocida para los japoneses. Una narración íntima con Cinecittà Japonés. Una inmersión en la historia de la relación tan especial entre Japón y Occidente. La de una relación excepcional con el arte y el exterior. Eso, lamentablemente tan universal, de decadencia, de relación con el pasado y con la memoria.

octubre 2019
Desde hace más de diez años, mi trabajo fotográfico ha estado estrechamente vinculado a Japón. Fascinado por el archipiélago, inspirado por su cultura misteriosa e inquietante, fueron las conexiones que hice allí las que me llevaron a esta pequeña ciudad cautivadora, ignorada por todos.

Esta mañana de octubre en París, ocupada seleccionando fotografías para mi próximo libro. Chantal Stoman: Ōmecitta, Recibo una llamada de Ome que me dice que un tifón acaba de causar daños terribles y destruir casi todos los carteles publicitarios de la ciudad. Molesta por esta noticia, me doy cuenta de que todo este recuerdo está desapareciendo. Lo que tanto temía acaba de suceder. Inmediatamente pienso en Bankan. A sus cuadros ahogados en el agua de la lluvia, arrastrados por el silencio y el olvido.

En este momento miro mis fotos y me doy cuenta del testimonio que representa este proyecto. A través de la imagen surge el cuestionamiento de la frágil frontera entre la realidad y su representación. La fotografía descansa aquí en esta dialéctica entre lo que se hace visible y lo que lo visible atestigua la ausencia. En mi cabeza se desarrolla la película de mis recuerdos de Omecitta: un encuentro con una ciudad ignorada por todos, que nunca ha aprovechado esta característica excepcional para atraer turistas. En unos meses tuve el privilegio de convertirme en el único testigo de una historia que acababa de descubrir y que me disponía a exponer al mundo.

Chantal Stoman

Museo del Cine Kawakita
2 Chome-2-2-12 Yukinoshita
Kamakura, Kanagawa 248-0005, Japón
https://kamakura-kawakita.org/es/

-

NEXT En el Louvre, “La libertad guiando al pueblo” de Delacroix recupera color tras su restauración